Si aún no te has atrevido a probar los rábanos ahora es el momento. Son una gran fuente de vitamina C, ricos en fibra, diuréticos y súper beneficiosos para el sistema digestivo. Hoy te proponemos una suculenta combinación para incorporarlos a tu menú. Descubrirás una mezcla de sabores que te sorprenderán!

Ingredientes para dos personas

✓6 rabanitos 
✓1 cebolla
✓1 cuarto de queso fresco
✓ orégano
✓aceite de oliva
✓1/4 de vaso de azúcar

Elaboración:

1️⃣ Poner una sartén con un poquito de aceite de oliva a calentar. Cortar la cebolla a juliana o en aros y sofreírla, cuando veamos que está al dente añadimos el azúcar, bajamos el fuego y dejamos que se caramelice lentamente. Una vez caramelizada, apartamos del fuego y reservamos.
2️⃣ Cortamos los rábanos en forma circular y muy finitos. Hacemos lo mismo con el queso fresco.
3️⃣ Para el montaje si es posible nos ayudamos de un molde circular. Comenzaremos con una capa de rábanos, seguida por una de queso fresco y la siguiente de cebolla caramelizada. Repetiremos este orden 3 o 4 veces, depende de la cantidad que nos vaya quedando de los ingredientes o simplemente al gusto. Terminaremos el tartar con una capa de rábanos.
4️⃣ Enfriamos en el frigorífico unos 30 minutos antes de servir y de desmoldar.
5️⃣ Aliñamos con un pelín de aceite de oliva y orégano, quitamos el molde y listo para servir!
 

Color y sabor, el tandem que siempre funciona!

Deja tu mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *