Platos listos para comer, del congelador a la mesa

A continuación os traemos dos platos deliciosos y saludables con los que solucionar la típica situación de no saber que comer o cenar. Una manera fácil y muy cómoda para aquellos días en los que no dispongas tiempo para cocinar.

Albóndigas veganas de berenjena y alubias

Ideal para cambiar la forma de comer verdura y legumbres, o para conseguir que aquellos a los que no le agradan, las prueben. Por dentro tienen una textura muy cremosa y suave, se adapta a cualquier comida.

Deliciosas y saludables, así se podría describir a este plato. Una manera fácil y muy cómoda para aquellos días en los que no dispongas tiempo para cocinar.

Ingredientes

  • 300-50 g de berenjena
  • 150 g de alubias blancas (cocidas)
  • 40 g pan rallado
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo o 1 diente de ajo picado
  • Una pizca de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de pasta de guindilla (opcional)
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • Pimienta negra y sal.

Preparación:

  • Lavamos previamente la berenjena y le cortamos las puntas.
  • Troceamos en cubos pequeños y la colocamos en un plato que podamos meter en el microondas.
  • Una vez dentro, pondremos a potencia máxima y 5 minutos, removemos y volvemos a cocinar durante 3 minutos más.
  • Retiramos el plato del microondas y dejamos enfriar.
  • Precalentamos el horno a 175ºC.
  • Seguidamente, enjuagamos con agua las alubias en caso de usar de conserva y las dejamos escurrir.
  • Batimos junto con la berenjena cocinada, el ajo, y una pizca de sal.
  • Trituramos hasta obtener una pasta suave y la volcamos en un cuenco.
  • Añadimos todos los otros ingredientes (el pan rallado, las especias, la guindilla y el perejil).
  • Removemos bien hasta conseguir una masa homogénea.
  • Añadimos un poco de sal, la cantidad al gusto.
  • Cogemos pequeñas porciones más o menos iguales de masa y formamos bolitas, igual de grandes que una pelota de golf.
  • Las colocamos en una bandeja para horno cubierta con papel albal o de horno.
  • Horneamos durante unos 20-25 minutos, hasta que veamos que están doradas por fuera.
  • Servimos con salsa para añadir un sabor extra (opcional) y ya están listas las albóndigas.

 

legumbres-congeladas

 

Crema especiada de calabaza y zanahoria

Están llegando los días otoñales y ya apetece algún plato más apropiado al momento. Por eso, os traemos esta crema tan ligera y apetecible.

Las cremas son la mejor opción para introducir verduras y hortalizas en nuestro menú, y cabe destacar que también sirve como tapadera para alimentar a los más peques y darles esos alimentos que no quieren comer en su forma natural.

Ingredientes

  • 15g de aceite de oliva
  • 200g de cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla picada
  • 5g de comino molido
  • 5g de eneldo seco
  • 600g de calabaza
  • 150g de patata
  • 100g de zanahoria
  • Yogur griego
  • Pipas de calabaza
  • Cilantro fresco
  • Pimienta negra y sal
  •  Caldo vegetal

Preparación

  • En una cazuela grande calentaremos el aceite de oliva.
  • Añadiremos seguidamente la cebolleta picada, el diente de ajo picado y la guindilla.
  • Sofreímos 2 minutos.
  • Machacamos el comino y el cilantro en un mortero y lo añadimos a la mezcla.
  • Dejamos cocinar otros 2 minutos más.
  • Cuando la cebolleta esté blanda, añadimos la calabaza en dados, la patata picada y la zanahoria en rodajas.
  • Sofreímos durante 5 minutos y agregamos el caldo vegetal.
  • Dejamos la mezcla en el fuego durante 25 minutos o hasta que las verduras estén blandas.
  • Pasamos la mezcla al vaso de una batidora y trituramos todo bien hasta que no queden tropezones.
  • Salpimentamos y ya estaría lista nuestra crema.

Deja tu mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *